headerCompra

La lista de la compra: Trucos para planificar, ahorrar y alimentarte bien

La lista de la compra puede parecer algo insignificante, sin más importancia, pero realmente es fundamental para un estilo de vida saludable. Sin una lista de la compra saludable, es muy difícil alimentarse de forma equilibrada, porque esta lista es la culminación de un proceso de planificación clave para conseguir nuestro objetivo saludable.

Hoy os presentamos todos los trucos para preparar una lista de la compra básica, ahorrar y alimentarnos bien. Toma nota.

Hacer un inventario de existencias

El primer paso antes de planificar el menú semanal, anotar la lista y hacer la compra, es ver que tenemos en la nevera y la despensa. Este paso es básico para no hacer una lista de la compra demasiado extensa, pero  también, porque así gastamos los alimentos antes que puedan echarse a perder.

Apuntar todo lo que tenemos nos puede dar ideas de nuevas recetas para aprovechar lo que ya tenemos en casa, organizar mejor nuestros próximos menús, ahorrar en la compra semanal y evitar el desperdicio alimentario. En la web de Nesté Cocina encontraréis muchas ideas y recetas de aprovechamiento ordenadas por ingrediente principal y tipo de receta para que sean fáciles de encontrar.

headerCompra
Tener una previsión día a día

El clásico truco de poner un papel en la nevera para ir apuntando lo que falta sigue siendo de lo más útil para hacer una lista de la compra. De esta forma tardamos menos en hacerla e incentivamos a toda la familia para que colabore y se implique en el proceso. Para que esta iniciativa realmente se traslade en una lista de la compra saludable, puedes poner restricciones, como no apuntar o rechazar los dulces o caprichos poco saludables y pedir que cada miembro de la familia apunte su verdura o fruta preferida.

Puedes crear una plantilla para la lista de la compra en que cada miembro de la familia pueda ir apuntando sus preferencias y necesidades.
Planificar el menú

Se trata del paso fundamental y realmente importante. Con una buena planificación de las comidas por semana o mes, depende de lo previsor que seas, se simplifica y se controla mucho más la compra semanal e incluso, se puede plantear una lista de la compra mensual sin sobresaltos.

Para ello, coge un papel y divídelo en 7 columnas (una para cada día) y varias filas para todas las comidas. A partir de ahí, empieza a distribuir recetas y alimentos para obtener una dieta equilibrada.

Para hacer este proceso mucho más fácil, dispones del Menú Planner de Nestlé, una herramienta que te ayuda a planificar un menú semanal saludable con ideas de recetas pensadas por un equipo de cocina y de nutrición, distribuidas a lo largo de la semana de forma que se cubran las raciones recomendadas de cada grupo de alimento.

menuplanner

Además, ten en cuenta estos consejos:
- Si tienes hijos y comen en el colegio, ten en cuenta su menú para equilibrarlo por las noches.
- No pongas más de 5 raciones de pescado y 3 o 4 de carne blanca a la semana. Pon solo 1 ración semanal de carne roja, como máximo.
- No te olvides de poner 3 raciones de legumbres a la semana, como mínimo.
- Ten en cuenta las comidas que se hacen fuera de casa para adaptar las raciones necesarias.
- Aprovecha al máximo lo que aún tengas en la nevera o la despensa. Así ahorrarás y no desperdiciarás comida.
- No te olvides de los desayunos y de las meriendas, también cuentan en una alimentación saludable. Los desayunos deben ser variados y preferiblemente incluir 4 grupos de alimentos, priorizando los lácteos, los cereales y la fruta.
- Ten en cuenta la temporada de frutas, verduras y pescados. Los productos de temporada y de proximidad son más económicos, más sabrosos y pierden menos propiedades con el transporte y almacenaje.

Hacer la lista de la compra

Con todo este proceso previo, es muy fácil hacer la lista del supermercado o del mercado, tanto en papel como con aplicaciones digitales. Además, como hemos planificado un menú equilibrado, lo lógico es que nuestra lista de la compra sea saludable.

Pero también existen algunos trucos para que la lista de la compra semanal o mensual sea organizada y nos permita ganar tiempo al ir a comprar.

- Ten claro dónde vas a comprar cada grupo de alimentos, si es todo en un mismo espacio como un mercado o supermercado o bien si vas a ir a distintas tiendas. En este último caso, organiza la lista de la compra según las tiendas.
- Si lo compras todo en el mismo sitio y tienes una sola lista de supermercado, organízala según el orden de compra y la distribución del supermercado. Es decir, visualiza el recorrido lógico en el supermercado y pon primero los alimentos envasados y secos y termina por los frescos.
- En una lista de la compra saludable no pueden faltar los vegetales. No te olvides de incorporar frutas y vegetales, frutos secos y otros alimentos saludables de más para comer entre horas o para cuando alguien se quede con hambre.

2listacompra
Establecer un presupuesto

Ya sabes cómo hacer la lista de la compra de una forma práctica y funcional. Pero también es importante poner un presupuesto adecuado a la lista del supermercado o de la compra. Así, es más fácil ceñirse a lo que tenemos planteado de antemano y no lanzarnos a comprar impulsivamente.

Es una buena idea ir recopilando las listas de compras para el supermercado junto con el tiquet de lo que ha costado para tener referencias sobre lo que nos va a costar.

Comprar con rígida flexibilidad

Ya tienes una lista de la compra saludable y estás preparado o preparada para ir al mercado, al supermercado o comprar online. En este momento debes tener en cuenta algunos aspectos sobre cómo hacer la compra.

- Te puedes encontrar que la lista de la compra saludable y económica no se puede seguir a rajatabla porque algunos alimentos no están disponibles o su precio se ha disparado. En este caso, es importante tener presentes algunas alternativas, y también saber si realmente es imprescindible para el menú semanal.

Pero esto no significa que te salgas de la lista e incorpores más alimentos o productos a la lista de compras para la semana, simplemente hay que tener en cuenta algunas alternativas saludables.

- Fíjate en el etiquetado y especialmente en la fecha de caducidad o consumo preferente para asegurarte que se mantendrá en condiciones hasta su consumo.
- No vayas a comprar con hambre, así te aseguras que cumplirás con la lista de la compra básica.
- Ten cuidado con las ofertas. En algunos casos, nos pueden beneficiar, pero no hay que dejarse llevar por el reclamo si no está en nuestros planes, especialmente cuando se trate de productos poco saludables o con una fecha de consumo muy corta.

3listacompra

Con estos consejos, hacer la compra es un proceso mucho más fácil, rápido y económico. Una buena lista de la compra semanal permite organizarte y mantener una alimentación saludable y equilibrada para toda la familia.