Vitamina E

La vitamina E es antioxidante

La vitamina E es una vitamina liposoluble, es decir, que se encuentra en las partes grasas de los alimentos. Las principales fuentes de vitamina E son los vegetales, los cereales integrales y los aceites vegetales. Es muy raro e improbable tener una carencia de vitamina E con una alimentación variada y saludable. La vitamina E es una vitamina antioxidante, que limita la oxidación sobretodo de las grasas, protegiendo a las células de la sangre y los tejidos del daño producido por sustancias nocivas para el cuerpo, y de algún modo puede mejorar la salud cardiovascular. Es uno de los nutrientes característicos de la dieta mediterránea, por su presencia abundante en aceites vegetales y frutos secos y algunas verduras.

Son abundantes en: almendras, espinacas y aceite de girasol. 

Pueden ayudarte en caso de: colesterol. 

Función
La vitamina E tiene una función antioxidante.
Cantidad diaria recomendada

Adulto: 10 mg.

¿SABÍAS QUÉ?
Se aconseja almacenar los alimentos ricos en vitamina E en recipientes herméticos y protegidos de la luz para evitar su oxidación y deterioro.

La vitamina E también se conoce como "vitamina anti-esterilidad" o "vitamina del sexo". Estudios en ratas han demostrado que un déficit de vitamina E impide la reproducción produciendo anormalidades en los testículos de los machos y abortos en las hembras.

Añade el aceite a tus platos siempre que sea posible, en crudo, contendrá más cantidad de vitamina E.