Minerales

Los minerales son nutrientes reguladores

Los minerales son micronutrientes, ya que no aportan energía pero son necesarios para regular el metabolismo y diversas reacciones químicas. Sin ellos no tendrían lugar los procesos de crecimiento y obtención de energía de los alimentos, entre otras muchas funciones.

Se pueden clasificar en tres grupos: macroelementos (como el calcio, el fósforo o el magnesio, están y se necesitan en el organismo en grandes cantidades), oligoelementos (como el hierro, el zinc o el selenio, están y se necesitan en el organismo en pequeñas cantidades ) y electrolitos (como el sodio y el potasio, que regulan los líquidos corporales). Las necesidades de estos minerales varían según la edad y la etapa de la vida, pero en general son mayores en etapas de rápido crecimiento como en la adolescencia y embarazo.

Una dieta siguiendo el modelo de la alimentación Mediterránea, rica en alimentos de origen vegetal (verduras, frutas, legumbres, frutos secos) y de origen animal (carne, pescado, marisco) es suficiente para cubrir las necesidades de minerales que necesita nuestro organismo.

Son abundantes en: leche, almendras, garbanzos y ternera. 

Cantidad diaria recomendada
5 raciones de fruta y verdura, y realizar una dieta lo más variada posible (la dieta mediterránea es un buen patrón).
¿SABÍAS QUÉ?
Los minerales son nutrientes esenciales porque el organismo no los puede fabricar y los tenemos que incorporar a través de la dieta.

Los oligoelementos son minerales necesarios en pequeñas cantidades pero no por esta razón su función en el organismo es menos importante.

Una receta rica en calcio vegetal: ensalada de tomate con tofu y albahaca, y añádele unas nueces. ¡Sabrosa y saludable!