Header Exámenes

Dieta para estudiantes: Imprescindibles en época de exámenes

La etapa de exámenes se podría considerar el momento más importante del año. Aunque durante todo el curso se hayan obtenido buenos resultados, de los nervios de estas semanas no se libra nadie.

Una vez pasados los exámenes todo se ve más fácil. Recordamos los buenos momentos y apenas nos acordamos de cuando encarábamos los libros para entrar en materia. La época de exámenes es intensa y requiere de mucha organización tanto del estudio como de las rutinas diarias.

La alimentación es una pieza clave durante estos días. Y seguir una dieta equilibrada para los estudiantes universitarios, de bachillerato o de cualquier otra etapa educativa es vital. A través de la alimentación disfrutamos, compartimos los momentos en familia, pero sobre todo nos nutrimos. La alimentación va mucho más allá del mero hecho de saciar el hambre. Cómo nos alimentemos afectará a nuestro rendimiento y a nuestra salud, y estos factores son claves en un periodo tan importante como la época de exámenes.

No existen alimentos mágicos para ayudarnos a estudiar, pero sí que hay que prestar atención a algunas pautas y seguir una dieta equilibrada. Algunos nutrientes son especialmente importantes, y no podemos olvidarlos. A continuación, detallamos los alimentos más destacados para incluir en una dieta para estudiantes por el conjunto de nutrientes que contienen. Y, además, os proponemos algunas ideas de platos donde incluirlos.

dietaExamenes
Alimentos que no pueden faltar en periodo de exámenes

Una alimentación equilibrada es básica para disfrutar de una buena salud, tanto a corto como a medio plazo.  Incluir los siguientes alimentos en una dieta semanal para estudiantes es interesante para conseguir los nutrientes necesarios y que su rendimiento no decaiga. Estos alimentos se deben añadir a una dieta saludable, donde el consumo de vegetales debe ser la base de las comidas principales.

- Nueces: Estos frutos secos se consideran un alimento muy preciado. Contienen grasa saludable del tipo omega-3, que contribuye en el funcionamiento del cerebro y la visión. Destaca también su aporte de proteína, fibra, selenio y magnesio. Este último tiene un papel en la función psicológica.  Se recomienda comer 1 puñado (25-30g) de frutos secos hasta 1 vez al día, lo que equivaldría a unas 5 nueces enteras. Descubre todos los beneficios de las nueces aquí.

- Salmón:  contiene proteínas de alto valor biológico. Su alto contenido en omega-3 también es destacable, ya que este ácido graso participa en el funcionamiento del cerebro. Además, contiene vitamina E y D, y yodo, implicados también en funciones cerebrales.

- Brócoli: Pertenece a la familia de las crucíferas, junto con las coles de Bruselas y otras coles son alimentos destacados en vitamina K. Esta vitamina participa en la función cognitiva implicada en la memoria. También contiene folatos, los cuales participan en la función psicológica, ayudando a reducir el cansancio y la fatiga.

- Lentejas y otras legumbres: Esta leguminosa es alta en folato, una vitamina B que ayuda a mantener el funcionamiento del cerebro.  Además, su contenido en fibra e hidratos de carbono de absorción lenta generan sensación de saciedad. Es recomendable comer legumbres entre 3 y 5 veces por semana, ya sea en guisos, ensaladas, patés vegetales tipo hummus o sopas.

- Café o té: los alimentos que contienen cafeína no son recomendables para niños o adolescentes, así que únicamente deberían tomarlo los estudiantes universitarios. La cafeína y la teína estimulan el sistema nervioso central y favorecen la concentración. Os contamos más sobre la cafeína aquí.

Una alimentación equilibrada es básica para disfrutar de una buena salud, tanto a corto como a medio plazo. Incluir los siguientes alimentos en una dieta semanal para estudiantes es interesante para conseguir los nutrientes necesarios y que su rendimient

Estos platos son muy sencillos y saludables. Perfectos para incorporar los alimentos destacados en una dieta para estudiantes, aunque puede comerlos toda la familia:

1.Ensalada fría de lentejas con canónigos, tomate y nueces.

Esta ensalada a base de lentejas, es facilísima y se puede combinar con las verduras y hortalizas que se tengan en la nevera. Cualquier verdura le quedará bien.  Las lentejas, además de hidratos de carbono y fibra, aportarán proteínas. De postre, escoge una fruta natural, fresca y a poder ser, entera. Esta idea de menú es perfecta cuando quieres comer sano y rápido.

2. Fingers de pollo acompañado de brócoli con patata al horno.

Por una parte, se cocina el brócoli y la patata al horno. Simplemente hay que lavar muy bien los vegetales y cortarlos (no hace falta pelar la patata).  Hornéalos con especias al gusto durante 40 minutos a 180ºC. Cuando los vegetales estén cocinados, se corta el pollo o el pavo en forma de tiras alargadas. En una sartén bien caliente, con una cucharada de aceite de oliva, se saltean las tiras de pollo o pavo, y se le espolvorea semillas de sésamo por encima. Acompáñalo con una fruta de postre.

3. Tártaro de salmón con aguacate acompañado de tostadas.

Este plato es especial pero bien sencillo de preparar. Se debe utilizar salmón congelado y descongelarlo horas antes en la nevera. Si decides utilizar fresco, deberás congelarlo durante al menos 5 días a una temperatura de -20º C o inferior. Una vez el salmón está descongelado, se corta a dados pequeños. Cortamos el aguacate a dados más o menos con un tamaño similar.  Mezclamos todo y lo aliñamos con una cucharadita de salsa de soja. Para equilibrar el plato, se recomienda acompañarlo con dos tostadas de pan integral y una buena ensalada verde, y una pieza de fruta o yogur natural sin azucarar de postre.

Dieta examenes
Consejos para afrontar la época de exámenes

Además de cuidar la alimentación y planificar una dieta semanal para estudiantes es importante organizarse el día. Os presentamos 5 consejos para mejorar la concentración y el rendimiento en época de estudios. Seguro que incorporarlos en vuestro día a día os ayudará a sacarle más partido al estudio.

- Crear una rutina. A no ser que se vaya a una academia o se tomen clases, presenciales o en formato online, el estudio para exámenes es un aprendizaje muy autónomo. Crear una rutina es básico para controlar las horas de estudio y poder organizar el temario.

- Practicar ejercicio a diario: no importa la intensidad, incluso lo puedes adaptar según tu estado de ánimo del día a día. Concentrarte en otra cosa que no sean los exámenes ayuda a desconectar. Además, el ejercicio genera endorfinas, la comúnmente llamada hormona de la felicidad, que nos aporta una sensación de bienestar. Desde Nestlé Family Club, os proponemos diferentes tipos de ejercicios, escoge el que mejor se adapte a ti.

- Descansar cada 2h: los expertos señalan que es importante realizar pequeños descansos durante el estudio, para relajar la vista y sobre todo la mente. Los niveles de concentración van disminuyendo poco a poco y hacer descansos cortos es una manera de optimizar el estudio. Se recomienda hacer intervalos de 20-25 min de estudio y descansos de 5-10 minutos entre ellos; en esos 20-25 minutos estudia, a tu máxima capacidad.

- Comer en compañía: al estudiar estamos todo el día forzando la vista. Deja las pantallas y apuntes de lado y disfruta de las comidas en compañía. Socializar y hablar de temas no relacionados con el estudio ayuda a evadir la mente y a rebajar el estado de nervios.

- Duerme las horas suficientes: alrededor de 8 horas al día es lo óptimo. Dormir permite afianzar lo aprendido y estar más concentrado al día siguiente.

Las épocas de exámenes son periodos importantes en nuestras vidas y de gran intensidad. A veces puede ocurrir que las personas estén más sensibles debido a los nervios. Compartir estos sentimientos con amigos y familiares es importante tanto para uno mismo como para los que le rodean. De esta manera pueden ayudar y hacer este intenso periodo más fácil.