Espinacas

Espinaca

La espinaca es una hortaliza rica en vitamina K y en ácido fólico, vitamina A y potasio. Cabe destacar que la espinaca tiene casi el doble de potasio que el plátano. La espinaca destaca también por su contenido en vitamina E y magnesio. Además contiene luteína, un agente antioxidante que protege el organismo y que también le otorga a la espinaca su característico color verde. La espinaca contiene oxalatos, sustancias que dificultan la absorción de algunos minerales. Se recomienda incluir la espinaca en la dieta por sus beneficios nutrientes, sobretodo en caso de padecer de anemia.

Variedades más comunes
- Polka
- Valeta
- Rico
- Carambole

Pueden ayudarte en caso de: hipertensión y estreñimiento.

Contenido nutricional destacado
vitamina k
307mcg
Vitamina K

La vitamina K es la llamada vitamina de la coagulación

ácido fólico
192mcg
Ácido fólico

El ácido fólico tiene un papel importante para prevenir y ayudar a combatir la anemia

vitamina A
542mcg
Vitamina A

La vitamina A se encuentra tanto en vegetales como en animales

potasio
529mg
Potasio

Para cubrir las necesidades de potasio es suficiente con consumir 5 raciones de frutas y verduras al día

Calendario de temporada

- Enero: alta
- Febrero: alta
- Marzo: alta
- Abril: alta
- Mayo: alta
- Junio: alta
- Julio: alta
- Agosto: alta
- Setiembre: alta
- Octubre: alta
- Noviembre: alta
- Diciembre: alta

¿SABÍAS QUÉ?
La espinaca resulta una buena fuente de ácido fólico, vitamina que resulta esencial en las primeras etapas de embarazo para asegurar el buen desarrollo del tubo neural del feto.

La vitamina A se ve implicada con el correcto funcionamiento del sentido de la vista, por ejemplo, en la adaptación de la vista a la luz tenue o de baja intensidad.

La luteína y la zeaxantina son compuestos antioxidantes a los que se debe el pigmento natural verdoso de la espinaca.