hidratos de carbono simple

Los hidratos de carbono simples se absorben de forma rápida lo que permite disponer de energía de forma casi instantánea

Dentro del grupo de los hidratos de carbono simples se encuentra la sacarosa, la glucosa, fructosa y galactosa. La lactosa, azúcar de la leche, también forma parte de este tipo de nutriente. A diferencia de los hidratos de carbono complejos, éstos se absorben rápidamente aportando energía inmediata al organismo. Además de encontrarse de forma natural en alimentos como la fruta, miel, leche, jarabes... cada vez está más extendido su uso como ingrediente en productos fabricados tipo refrescos, bollería, dulces o salsas entre otros. Un consumo elevado de azúcares simples se relaciona con problemas de salud como el sobrepeso o la obesidad. Por ello es importante cumplir con las recomendaciones marcadas por organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) que limita su consumo a máximo el 10% del total de las calorías ingeridas durante el día.

Son abundantes en: azúcar y uvas. 

Función
Los hidratos de carbono simples tienen una función energética.
Cantidad diaria recomendada

Edad escolarconsumo a máximo del 5 al 10% del total de las calorías ingeridas durante el día.
Adolescencia: consumo a máximo del 5 al 10% del total de las calorías ingeridas durante el día.
Adulto: consumo a máximo del 5 al 10% del total de las calorías ingeridas durante el día.
Embarazo: consumo a máximo del 5 al 10% del total de las calorías ingeridas durante el día.
Lactancia: consumo a máximo del 5 al 10% del total de las calorías ingeridas durante el día.
Menopausia: consumo a máximo del 5 al 10% del total de las calorías ingeridas durante el día.
Senior: consumo a máximo del 5 al 10% del total de las calorías ingeridas durante el día.

¿SABÍAS QUÉ?
El cerebro utiliza la glucosa como única fuente de energía y a lo largo del día necesita aproximadamente 130 g.

El organismo almacena en forma de grasa el excedente de azúcares aportados por la dieta y que no va a quemar para obtener energía.

Una sola lata de refresco puede llegar a tener hasta 40 gramos de azúcar.