frutas

Las frutas son esenciales para tener un buen estado de salud en todas las etapas de la vida

Las frutas son un grupo de alimentos que nos aportan vitaminas, minerales y antioxidantes, todas ellas sustancias esenciales para el correcto desarrollo de las funciones de nuestro cuerpo.

Las frutas destacan por su contenido en fibra, carotenos (precursores de vitamina A, vitamina B, vitamina C), ácido fólico y minerales como el potasio. Gran parte de la composición de las frutas es agua y su contenido oscila alrededor del 70-90%. A excepción del aguacate, del coco, del dátil y de la aceituna, las frutas tienen un bajo contenido calórico. Casi no contienen proteínas ni grasas, y la principal fuente calórica proviene de su contenido en azúcares sencillos: glucosa, sacarosa y fructosa.

Las recomendaciones nutricionales para el consumo de frutas son mínimo 3 raciones al día, cada una de ellas de 120-200g.

Las frutas pueden ser más que una sana merienda o un dulce postre, y es que también pueden convertirse en ingredientes de grandes recetas de la cocina mediterránea, como el pollo con pera o el lomo con piña. La gran variedad de colores y sabores que encontramos entre las frutas, ofrecen un toque de color a nuestra dieta y un perfil nutritivo esencial para disfrutar de una buena salud.

Pueden ayudarte en caso de: sobrepeso y obesidad, estreñimiento, colesterol.

Contenido nutricional destacado
Fibra
Fibra

La fibra es indispensable para el buen funcionamiento intestinal

vitamina B
Vitamina B

La Vitamina B se encuentra en muchos alimentos distintos, tanto de origen animal como vegetal

VitaminaC
Vitamina C

La vitamina C es un nutriente antioxidante y protector de sustancias nocivas

ácido fólico
Ácido fólico

El ácido fólico tiene un papel importante para prevenir y ayudar a combatir la anemia

¿SABÍAS QUÉ?
Los distintos colores de las frutas vienen dados por su contenido en sustancias como los carotenoides y los flavonoides, las cuales tienen poder antioxidante.

Las frutas, además de aportar nutrientes, son saciantes y te ayudan a hidratarte. Puedes elaborar dulces brochetas de frutas, más apetecibles, para merendar o como postre.

Consumir frutas contribuye a cubrir los requerimientos de minerales y vitaminas que el cuerpo necesita.